Tell Magazine

Columnas » Cine Paralelo

EDICIÓN | Enero 2016

Punto de Quiebre (1991) v/s Punto de Quiebre (2015)

Punto de Quiebre (1991) v/s Punto de Quiebre (2015)

Durante enero de 1992, se estrenó en Chile Punto de Quiebre. Fue la película perfecta ese verano para inspirarme a tomar la decisión de viajar. Era el último verano que pasaría en Chile antes de iniciar miperegrinación a los destinos con las olas soñadas por cualquier surfista: Australia  Nueva Zelanda, California, México y Hawái. Sobre todo, llegar a correr olas en la legendaria playa de Bell’s en el pueblito de Torquay al sur de Australia, donde ocurre la escena final de Punto de Quiebre.

Diez años después, una fría pero soleada mañana de agosto de 2002 me encontraba subiendo la montaña en un andarivel de Valle Nevado para hacer snowboard, con abundante nieve polvo y cielos azulinos. A mi lado está Darrick Doerner, uno de los más respetados y famosos surfistas de olas grandes de Hawái, también conocido por haber sido el doble de riesgo en la icónica escena final de Punto de quiebre (cayéndose intencionalmente en una ola de diez metros). Nos habíamos conocido en el hotel y teníamos amigos en común a través de Rip Curl. Me había pedido que le tomara algunas fotos haciendo snowboard fuera de pista y ya había surgido la confianza suficiente para preguntarle: “Darrick ¿es cierto que te pagaron diez mil dólares por ser el doble en la escena de la caída?” –“Sí, es verdad. Les cobré barato porque las olas estaban pequeñas, de tres a cuatro metros solamente. ¡Si hubieran sido de diez metros no hago esa escena ni por cien mil dólares!”.

Punto de Quiebre tiene el mérito de ser una de las poquísimas películas donde Hollywood no metió las patas con historias donde infantilizan la imagen del chico dorado de California, y salió airosa con un retrato fiel del verdadero espíritu surfista (la otra es Big Wednesday, de 1976). Aunque controvertida en su postura —robar bancos para poder correr olas durante todo el año persiguiendo marejadas gigantes— es bastante fiel en retratar esta subcultura mística, riesgosa y deportiva. Fue estrenada en 1991 y protagonizada por Patrick Swayze (“Bodhi”), Keanu Reeves (“Utah”) y Gary Busey (“Pappas”). Fue dirigida por Kathryn Bigelow, entonces casada con James Cameron, quien fue su consultor para varias escenas de acción. La historia trata de Johnny Utah, agente del FBI destinado a Los Ángeles para investigar los robos de bancos protagonizados por una banda de delincuentes que se llaman los ex-presidentes. Se sospecha que los delincuentes son una banda de surfistas y Utah se hace pasar por un novato para lograr infiltrarse e investigar. Así conoce a Bodhi, un tipo playero líder de la banda que asalta bancos para poder financiar su estilo de vida. Aparte de incluir en abundancia las primeras escenas de deportes extremos en la historia del cine, el otro gran atractivo de esta película es su guión multicapas, narrando con profundidad el desarrollo entre el amigo-villano y el amigo-héroe. Todo complementado con un reparto basado en personajes secundarios de excepción, entre los que están el surfista y modelo Vincent Klyn y Anthony Kiedis, surfista y vocalista de Red Hot Chilli Peppers.

En cambio… Punto de Quiebre-2015 es de esas películas donde a la salida del cine te quema la pregunta “¿para que la hicieron?” Reconociendo lo majestuoso, operático y magnificente de todas sus escenas con deportes de acción —solo montar los equipos para filmar en el “Salto del Ángel” costó más de setecientos mil dólares—, aquí el guión es débil, los fuertes personajes históricos ahora parecen hologramas de caja de cereal y se dejan algunas cosas sin explicar (¿cómo el surfista más afuera de la ola es el que termina al fondo del arrecife?). Los homenajes a la original son burdos y desconectados, sin mencionar lo que debe ser el cameo más desperdiciado en la historia: ¡el gran Laird Hamilton solo aparece como chofer de moto de agua! Punto de Quiebre-2015 a pesar de su soporífera estructura será recordada, quizás, como el comercial de 113 minutos de Red Bull. O se puede ver como la mejor promoción para los próximos juegos X-Games. Tal vez no hay mucho más donde buscar… esta nueva versión de un inolvidable y venerado clásico del cine de acción es simplemente un sacrilegio.

 

Otras Columnas

La vigilia evaporada
Archivo Histórico
Vive y deja morir
Presta Oído
Un truco barato
Presta Oído
Enero mes de relajo y clases cocina
Rodrigo Barañao
Samurái
Asia Dónde Vamos
Rey
Monocitas
» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación1+1+8   =