Tell Magazine

Entrevistas » Mundo Empresarial

EDICIÓN | Octubre 2015

Creador de recuerdos

Raúl Buenaventura, turismo de lujo.
Creador de recuerdos

Un actor de Hollywood que trata de pasar inadvertido, una conductora de televisión norteamericana que gasta treinta mil dólares en un solo día o un artista plástico que necesita tres helicópteros para trasladar a su familia a la nieve. Ese es el día a día de este empresario dedicado al turismo; pero no a cualquier turismo, lo suyo es lo súper Vip.

Por Mónica Stipicic H. / Fotografías Andrea Barceló y VM Elite.

Es ingeniero comercial, deportista y medio gringo. Nació y vivió varios años en Estados Unidos, está casado con Olivia Allamand y tiene una hija de dos años. Y aunque su trabajo lo mantiene constantemente rodeado de lujo y excentricidades, él se reconoce tranquilo; le gusta acostarse temprano y levantarse de madrugada para salir a andar en bicicleta por el barrio El Golf, donde vive y trabaja.

Hace más de una década partió a vivir a Colorado, donde consiguió trabajo en una tienda de kayak; quería una especie de sabático después de trabajar varios años en el retail. No le resultó mucho, porque lo llamaron de la cadena Explora para que se hiciera cargo de conseguir clientes en ese país. Recorrió todas las agencias de turismo de Estados Unidos y comenzó un acucioso trabajo: el de dar a conocer Chile entre los norteamericanos. No era experto en turismo, pero de a poco fue sumando experiencia.

De regreso en Chile empezó a darle vueltas a la idea de lanzarse en solitario. Hace rato había detectado la necesidad de servicios de alto nivel en nuestro país. “Cuando los viajeros llegaban acá comenzaban a requerir otro tipo de servicios y me preguntaban a mí. Porque claro, venían a Explora, pero también pasaban dos noches en Santiago y necesitaban hotel, transporte o querían ir a las viñas o necesitaban un guía. Yo les recomendaba distintas empresas, pero después de un tiempo me hizo sentido empezar a hacerlo yo mismo y diseñar viajes a la medida. Estuve dos años investigando el mercado, conocí todo lo que había, fui a todas las viñas, los hoteles, las empresas de helicópteros, de guías… y me lancé”.

VM Elite, que significa Virtuous Moments, se creó pensando en diseñar viajes a la medida, es decir, adecuándolos a los requerimientos de cada persona. Helicópteros, jets privados, yates ya son casi cotidianos para ellos y reciben peticiones tan curiosas como comprar comida, clases de cocina con chefs locales, cenas con políticos o empresarios o comidas en casas de habitantes de las localidades que visitan.

“Mis primeros clientes fueron una pareja de franceses, dueños de un castillo en las afueras de París, que arrendaron una casa en Zapallar por cinco noches, con chef, nana, mayordomo y chofer”, recuerda. Lo suyo es diseñar experiencias de viajes, no sólo ultra vip. Para eso existe un proceso, que se inicia con una solicitud concreta, por ejemplo, “quiero ir a las Torres del Paine con mi familia”. Inmediatamente se les envía un cuestionario que establece características, intereses, presupuestos y, lo más importante, cuál es la necesidad: si la persona quiere descansar, hacer turismo aventura, comer rico. “Soy un consultor de viajes, muchas veces la gente no tiene idea de lo que quiere y yo los voy ayudando, porque comprar pasajes y reservar hoteles puede hacerlo cualquiera, yo les pregunto si quieren una experiencia cultural, de arte, arquitectónica, de shopping, culinaria, familiar, porque es muy común que quieran ir a comer a la casa de gente común y corriente… piden de todo: quieren conocer políticos, ministros, empresarios de determinados rubros”.

El último súper visitante que recibió fue Jeff Koons, un millonario artista estadounidense, que viajó la primera semana de septiembre a Valle Nevado junto a su mujer, seis hijos y varios empleados. El pidió tres helicópteros, tickets, todas las comidas, lista de supermercado completa y un arquitecto top para que lo acompañara a recorrer Santiago. Obviamente durante su estadía hubo que estar conectado 24/7, disponible para todos sus requerimientos, por extravagantes que estos parecieran.

¿Qué es lo más raro que te han pedido?
Lo más complejo son las peticiones a último minuto. Keanuu Reeves, por ejemplo, me llamó un viernes a las once de la noche porque al día siguiente quería un helicóptero, un asado en una viña y un paseo a caballo. Una de las experiencias más extremas la tuvimos con la comediante Chelsea Handler, que ya venía viajando a Chile cuando me llamaron para pedirme una experiencia en Valparaíso, que incluía un yate, un auto eléctrico, un coctel de mariscos, vodka y una cena con una familia local. Armamos todo en cuatro horas para un viaje que costó treinta mil dólares.

VACACIONES SOÑADAS

“Chile es un destino diverso con más de cuatro mil kilómetros de largo, pero desconocido para muchos viajeros, que necesitan de asesoría para coordinar sus experiencias, porque se trata, además, de personas que llegan con altísimas expectativas y que gastan grandes sumas de dinero”.

Este es un trabajo que implica estar constantemente apagando incendios…
Exacto. Cuando tengo un viaje así estoy todo el día solucionando detalles, el DVD para los niños, las botellas de vino… la verdad es que el año pasado terminé muy estresado, por lo que hoy he ampliado mi equipo de trabajo. Somos seis personas pero podemos extendernos a más de veinte. Tengo tres áreas, la de diseño de viajes, la de servicios corporativos donde atendemos a empresas y la de Concierge, que es la más Vip y que está disponible todo el tiempo para atender las necesidades del cliente. También he aprendido a manejar la mayor cantidad de variables posible y siempre tener un plan B para manejar imprevistos.

¿Trabajas con gente para quien la plata no es tema o te ha tocado un millonario que regatea?
Todos piden descuento, por eso tienen plata. Chile es un país caro para ciertos servicios, pero yo no caigo mucho en eso, cuando entran en el desglose, yo doy un paso al costado. Por eso vendo paquetes cerrados, una experiencia total con determinado precio, si no quieres ciertas cosas podemos conversar… pero si una persona se va a gastar siete millones de pesos en comida, no creo que podamos detenernos en que la Van sale muy cara y que quiere cambiarla por una más chica.

Además se trata de gente que exige confidencialidad…
Hay mucho de eso. Con Keanu Reeves fue un tremendo tema, había que cambiar de auto todos los días, lo seguían de los programas de farándula... un día se enfermó, lo llevamos a la Clínica Alemana y cuando llegamos estaba toda la clínica afuera. Hay príncipes, por ejemplo, que exigen demasiada seguridad, o presidentes de compañías que necesitan autos blindados. Por suerte, me ha tocado gente muy relajada, ningún divo insoportable. En general, a mí me gusta que ellos sepan que yo soy la persona con quien se relacionan en caso de algún problema. En todo caso, los rockstar, los que vienen a dar conciertos, no son el tipo de gente que yo atiendo, porque normalmente ellos llegan, se encierran en los hoteles, tocan y se van… no hay experiencias de viaje en eso. Lo mío son las personas que vienen de vacaciones, el actor que se escapa diez días a hacer pesca con mosca.

¿Cuáles serían las tres recomendaciones vip de un experto?
Para dos personas, una experiencia gastronómica con la chef Pilar Rodríguez en su taller en la viña Viu Manent. O en Lapostolle Residence, donde hay cuatro cabañas muy privadas con una atención de lujo y un nivel de detalle increíble, con visitas a la bodega privada. Si lo que quieres es una experiencia más activa, recomiendo Nomads of the Seas para ir a pescar con mosca y observar ballenas. En Santiago tenemos un tour privado en que entramos a La Moneda, al ex Congreso, al Teatro Municipal donde nos recibe su director, igual que en el Museo Precolombino. Y si se trata de helicópteros, sobrevolar el Valle de Olivares y almorzar en Bodegas RE en Casablanca. El turismo aventura es muy fuerte en Chile, en esta época es full nieve, pero después viene el trekking y el desierto florido, que va a ser espectacular este año.

Es gente con mundo, que ha viajado mucho, ¿cómo es el feed back que recibes?
Les gusta mucho Chile, normalmente excedemos sus expectativas. Hemos tenido resultados increíbles, lo que me tiene muy contento. Cuando un cliente me da las gracias eso vale oro, porque uno acá no está lidiando con la compra de un producto específico, este es un negocio de crear felicidad, de crear memoria y momentos que duran para siempre… porque no hay nada peor que unas malas vacaciones.

 

"Helicópteros, jets privados, yates ya son casi cotidianos y recibe peticiones tan curiosas como comprar comida, clases de cocina con chefs locales, cenas con políticos o empresarios o comidas en casas de habitantes de las localidades que visitan”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación4+8+6   =