Tell Magazine

Columnas » Cine Paralelo

EDICIÓN | Abril 2015

The People vs. Larry Flynt

Por Maximiliano Mills / www.betweencliffsandairports.com
The People vs. Larry Flynt

Esta cinta narra la historia del controvertido pornógrafo editorial y cómo transmutó hasta convertirse, finalmente, en un defensor de la libertad de expresión. La película cuenta la fundación y desarrollo de la revista Hustler en los setenta, cuando Flynt era dueño de algunos bares con desnudistas, los que promocionaba repartiendo folletos básicos con fotografías y textos.

Viña del Mar, verano de 1980, víspera del Festival de la Canción. Se anuncia como una de las grandes contrataciones a la cantante jamaiquina Grace Jones, la otra “Diosa Disco” junto a Donna Summer, quien con el bailable Love is the Drug y su versión de La Vie en Rose se predecía como uno de las mayores atracciones del evento. A los pocos días sale un comunicado desde la comisión organizadora informando que Grace Jones no vendrá al Festival “debido a sus fotografías pornográficas recién aparecidas en la revista Hustler”. Aquí me entere de su existencia y comenzó mi intriga sobre el contenido de estas fotos. Pero no era una revista fácil de encontrar, mucho menos en esa época en Chile. Incluso en Estados Unidos, no se encuentra a la mano en las bencineras como si están otras publicaciones más suaves tipo Playboy o Penthouse. Nunca busqué esta edición de culto ni la perseguí para aclarar el mito del Festival vetando a Grace Jones.

Hasta que en 1996 aparece esta película sobre la vida de su fundador, Larry Flynt —dirigida por Milos Forman y coproducida por Oliver Stone— protagonizada por Woody Harrelson, Courtney Love y Edward Norton, la que obtuvo dos nominaciones al Oscar por dirección y mejor actuación. Esta cinta narra la historia del controvertido pornógrafo editorial y como transmutó hasta convertirse, finalmente, en un defensor de la libertad de expresión. Hay personas a las que la pornografía les produce escozor, pero si hay una vida que merece ser conocida es la de Flynt. La película cuenta la fundación y desarrollo de la revista Hustler en los setenta, cuando Flynt era dueño de algunos bares con desnudistas, los que promocionaba repartiendo folletos básicos con fotografías y textos. Al ver el éxito de Hugh Hefner con Playboy y Bob Guccione con Penthouse, se lanza al desconocido mundo editorial creando Hustler. Para diferenciarse en el contenido, le quita lo intelectual de Playboy y el “erotismo reprimido” de Penthouse, para dedicarse al desatendido nicho de pornografía cruda, casi ginecológica. Pero su gran salto a la fama vino cuando un paparazzi le ofrece en exclusiva las fotos de Jacqueline Kennedy-Onassis tomando sol desnuda. Este exitazo convierte a Flynt en millonario —creando “Larry Flynt Publications”— pero le trae problemas con la censura del gobierno y varias querellas de los grupos defensores de la moral. A la salida de un tribunal, Flynt y su abogado, Alan Isaacman, son atacados por un francotirador. Flynt queda en silla de ruedas, paralizado bajo la cintura y con dolores espantosos. Cuando perdió su disputa legal con el destacado tele-evangelista, Reverendo Jerry Falwell, lo enviaron finalmente a la cárcel.

De antología es la escena cuando saliendo de prisión, a Flynt lo recoge en limusina su esposa Althea (ya muy enferma) y esta le pregunta, medio en broma medio en serio, “¿cómo estás paralítico-gruñón?”, a lo que el responde: “¿y tú cómo te sientes, sidosa-piojenta?”. Entre otras cosas, esta película muestra la tierna fidelidad de un amor hasta la muerte, que ya se la quisieran cientos de parejas convencionales. También la actuación de Larry Flynt como juez de la Corte de Cincinatti en el juicio que tuvo con Jerry Falwell, dictando la primera sentencia de cárcel, es uno de los momentos más inolvidables.

La vida de Flynt puede recibir el desprecio de la sociedad, pero si no fuera por su batalla personal ante la Corte Suprema, la Primera Enmienda no se hubiera actualizado ni ratificado. La actuación de Woody Harrelson es casi una encarnación de la rabia acumulada de Flynt; la aparición de Courtney Love da nacimiento a una actriz poderosa (respaldada por su verdadera experiencia como desnudista) y la interpretación del entonces desconocido Edward Norton como el leal abogado forman uno de los más armoniosos triunviratos en la historia del cine. Pero… ¿sabían ustedes que Guccione invirtió una fortuna en la investigación científica para crear combustible de la antimateria? ¿Que Hefner acogió en Playboy a futuros destacados escritores como Jack Keruac o Isaac Asimov? Y si le sumamos la pelea que dio Flynt por la libertad de expresión de todos, la granlección que sacamos es que noimporta a lo que te dediques, pero sí es trascendente lo que vayas a realizar con los frutos de tu éxito.

 

Otras Columnas

» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación1+6+4   =