Tell Magazine

Columnas » Archivo Histórico

EDICIÓN | Julio 2014

Símbolo e ícono social de la Ciudad Jardín

Por Emilio Toro Canessa, Profesor de Historia y Geografía, Licenciado en Historia, Investigador Archivo Histórico Patrimonial de Viña del Mar, I. Municipalidad de Viña del Mar
Símbolo e ícono social de la Ciudad Jardín
Este edificio, símbolo del quehacer social de la comuna, fue mandado a construir al arquitecto italiano radicado en la zona, don Ettore Petri Santini, quien además construyera emblemáticas residencias que aún son símbolos en la ciudad.
El Club de Viña del Mar nace con un claro carácter de sociabilidad, encuentro y reunión de viñamarinos y extranjeros radicados en la ciudad. Luego de varias reuniones efectuadas en la primera y segunda compañías de bomberos de la ciudad y conversaciones e ideas sobre la creación de este, sus primeros encuentros se efectuaron en el desaparecido Gran Hotel, centro emblemático de la sociedad viñamarina a finales del siglo XIX, ubicado en calle Álvarez esquina Quillota.
 
El club se creó el 19 de junio de 1901; sus fundadores más emblemáticos fueron los señores Jorge Borrowman Osman, gestor de la idea, Alberto Phillips Huneeus, Carlos Álvarez Condarco y Federico Lesser, que vieron el anhelo de la conformación de un club para la ciudad. A sus comienzos, funcionó en los altos de un almacén ubicado en calle Álvarez, frente a la estación de ferrocarriles.
 
El día 6 de diciembre de 1906, se constituyó oficialmente en la comuna como Club de Viña del Mar, se crearon sus estatutos, se obtuvo la personalidad jurídica y se iniciaron los trámites para la construcción de su edificio actual.
 
Este edificio símbolo del quehacer social de la comuna, fue mandado a construir al arquitecto italiano radicado en la zona, don Ettore Petri Santini, quien además construyera emblemáticas residencias que fueran y aún son símbolos en la ciudad, como el palacio de la familia Vergara, algunos chalets y el desaparecido edificio bomberil de la Sexta Compañía de Bomberos de Valparaíso Cristoforo Colombo. El edificio es de estilo Neoclásico Italiano, cuenta con dos plantas, jardines, una pérgola y diversos salones. Dentro de los más importantes destacan el gran salón de recepciones, la biblioteca, el salón de lectura, el gran comedor, entre otros.
 
Hacia 1927, en el club se realizaron algunas transformaciones, entre ellas una ampliación y la construcción de la pérgola, símbolo de diversas reuniones y actividades. Dichas transformaciones fueron llevadas a cabo por los arquitectos Alberto Cruz Montt y Carlos Cruz Eyzaguirre, quienes, hacia mediados de 1930, lograron dar término a estas modificaciones. Por otra parte, el Club de Viña del Mar fue uno de los centros sociales más importantes y reconocidos de la ciudad y del país.
 
La inauguración del edificio se realizó en 1910, bajo la presidencia del almirante Juan Simpson. El club contó, además, con la visita de ilustres personas, como Arturo Alessandri, Humberto de Saboya, Eduardo Windsor y Felipe de Edimburgo, entre otros.
 
Al concluir, podemos plantear que el Club de Viña del Mar lleva ciento trece años de historia y de labor ininterrumpida en la comuna. Su emblemático edificio patrimonial tiene más de ciento seis años de vida en la ciudad. Cabe destacar que el edificio ha soportado varios terremotos, entre ellos los de 1985 y 2010, que causaron una gran destrucción y pérdida al inmueble; sin embargo fue sometido a una gran intervención de recuperación para su restauración y conservación patrimonial lo que le da hoy un carácter como ícono y símbolo sociocultural en la Ciudad Jardín.

 

 

Otras Columnas

Fuera de la cancha
Brújula Porteña
Viva Chile
Pilar Sordo
Bajen los Flaps
Nicolás Larrain
La importancia de la cocina nortina
Rodrigo Barañao
Julie & Julia
Cine Paralelo
El Gran Caspio
Asia Dónde Vamos
Botas para todas...
Look Urbano
VICTORIA
Monocitas
» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación7+2+8   =